miércoles, 8 de agosto de 2012

Dormitorios Feng Shui

El Feng Shui se puede aplicar en toda la casa, pero en cada estancia posee diferentes particularidades. En esta ocasión nos centraremos en las características del dormitorio. Según las reglas de esta doctrina, en nuestra habitación debemos dar protagonismo al Ying, es decir la fuerza femenina o pasiva.
Fuente: casa jardín internet.

Lo primero en lo que deberemos centrar nuestra atención es en el color de las paredes que, al ser un lugar en el que debemos relajarnos y descansar, el Feng Shui nos recomienda sean de colores pasteles suaves. 

Deberemos otorgar importancia al color del resto de elementos presentes en nuestro dormitorio, así, las sábanas, mantas, fundas y almohadas habrán de ser también de tonos pastel y las alfombras deberán ser de colores claros para poder combinarlas con los demás elementos que existan en la habitación. Por contra, tendremos que evitar los colores fuertes como el amarillo o el rojo, ya que alteran el organismo y no permiten el descanso.

La orientación de nuestra cama también es fundamental. Deberemos colocarla de tal forma que nuestra cabeza o pies no miren hacia la puerta, aunque al mismo tiempo tendremos que poder verla. En la medida lo posible, el cabecero deberá estar orientado al Norte o al Este, evitando que esté debajo de la ventana -en caso de que quede debajo de la ventana, deberemos tapar la ventana con una cortina opaca para que la luz no nos moleste-. Tendremos cuidado de no colgar nada sobre la cama y evitaremos colocar objetos debajo de la misma.


Fuente:estiloydeco, internet
A la hora de decorarla tendremos que tener en cuenta los siguientes aspectos. Deberemos eliminar las luces fuertes y en su lugar emplearemos una iluminación tenue para transmitir sensación de tranquilidad y sosiego. No colocaremos dos espejos uno enfrente del otro, ya que crean una energía negativa entre ambos y tampoco colocaremos adornos (cuadros, objetos, acuarios...) relacionados con el agua, ya que el agua -según el Feng Shui- agrava los problemas respiratorios como el asma o las alergias. 


El dormitorio habrá de usarse tan solo para dormir o hacer el amor. En el mismo habrán de evitarse los electrodomésticos (minicadena, TV, PC...) y los objetos para hacer ejercicio ya que ambos tienen energía activa y no permiten el descanso. Del mismo modo, habrá de retirar de la habitación cualquier elemento relacionado con nuestro trabajo (apuntes, ordenador, libros técnicos...) ya que también interferirán en nuestro sueño.

Al ser el orden esencial en la decoración Feng Shui, nuestro dormitorio deberá estar lo más recogido y limpio posible, manteniéndose siempre bien ventilado y en una temperatura constante que no sea ni demasiado fría ni demasiado caliente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada